Los dulces y la miel

Y llegó el miércoles y se inundó la casa de olor a galletas tostadas, a masa recién horneada…llega de lejos un golpeteo monótono de peloteo infantil que dibuja la ventana de recreos y algodones. Habrá un cumpleaños esta tarde, huele a polvos de vainilla y se amontonan las bandejas con moldes de paraguas, elefantes y flores por la cocina de la casa de al lado. Habrá un cumpleaños, seguro.

Hoy no es día para leer periódicos, paso visceralmente de sucumbir a la jauría de titulares…mejor seguir la ruta ociosa de un paseo por el mundo y luego degustar galletas sin más, por el placer de coleccionar un diminuto momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s