Aguas limpias

Bajan las calles con un tono gris en la mirada pero les sigue en tintineo alegre de las aguas que nos regala Noviembre; otoño de aguas mil que limpian los tejados y las botas de jugar.

No hay tarde de confesiones sin agua en la ventana, no hay placer mayor que escuchar desde casa el chapoteo monótono del agua susurrando en el cristal.

Y si es verdad que el otoño nos regala agua es porque la estamos pidiendo a gritos, a ver si con esta ducha celestial se limpian los andamios

Aquí empiezan todas las burbujas

que la burbuja de la construcción ha dejado como esqueletos colgantes en La Avenida de la Codicia esquina con Ambición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s