Alguien para el frío

Al abrir hoy mi paraguas comprobé que caminaba sola entre una multitud de paraguas que cobijaban parejas de novios, parejas de amigas y familias que divertidas corrían sin protegerse del agua.

Y entonces deseas cerrar el paraguas y mojarte del agua que vierten las nubes como un don, como lanzando besos para repartir. Y te mojas hasta los huesos como una liberación.

Llegué a casa encendí un fuego encima de una vela, agité las varillas con olor a néctar de mandarina, deshojé las ventanas y comenzó el pasado a entrar sin llamar desde el aire. Un desfile de risas y los

Se va el verano, nos vamos con él

Se va el verano, nos vamos con él

restos de muchos naufragios invadieron mi cuarto de todas las esperas… en tropel llegaron las noches de juerga y los cuerpos enredados al tronco de una mesa salpicada de cartas, un trivial y muchos whiskys durmientes.

El humo se lo llevó todo, y a todos. Por eso esta tarde de lluvias y grises me pregunté si habría alguien dispuesto a acompañarme mientras permanezca el frío, alguien dispuesto a una fogata, alguien dispuesto a cogerme del brazo y caminar caminar sin preguntar, sólo caminar reír reír y escuchar nuestros pasos junto al chapoteo de la lluvia.

Alguien?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s