Magnitudes

Imagino un espacio invadido por escritores que sustituyan a los políticos y de repente todo se vuelve LITERATURA. Cesa el acoso del desencanto.

Será Cortázar quien redacte los discursos de un presidente, y Gabo quien haga las modificaciones del Presupuesto Militar de la OTAN. Será Isabel Allende quien elabore leyes para mujeres encadenadas al viejo espíritu de sus opresores.

GABO en su fecundidad

GABO en su fecundidad

Imagino un círculo cerrado donde sólo estemos nosotros dos, ensimismados, ateridos de frío por la desmemoria súbita de lo que somos y la imposibilidad de ser libres para decidir.

Imagino a mi amigo el músico componiendo en Granada, solitario, llevado de la mano de su hija Iris a los conciertos de la luna en noches de nula inspiración. Y a mi amigo el escritor vagamente dibujando travesías por el Atlántico, sin anclas en sus brazos tatuados de silencios.

Imagino este martes sin haberte conocido y no me lo imagino.

Si acaso volvieras a las espumas de este mar, recuerda traer LAS COSAS DE NERUDA,

Playa y botella

Aquello que nunca dijiste

con su caudal de caracolas. Si el mar de fondo no te deja volver, procura lanzar alguna estrella, tu voz hecha un destello o al menos una gota del azul que nos envuelve y bambolea para siempre.

Recuerda la magnitud de lo vivido y la belleza que dejamos en cada palabra intercambiada. Magnitudes de un verano que se evapora.