FLOR DE SAL

Hay días en que a uno le invade la sensación del MAR, o sea, la sensación de algo fresco, limpio, renovador…Una sacudida inmarchitable, similar a cuando dices: VAMOS A CONSTRUIR ALGO NUEVO. Y hoy es uno de esos días.

Paz

Paz

Sigue leyendo

Anuncios

La contracción del mar

La agitación de estos días crea un efecto “champagne” en mi interior. No sé si es que octubre está a punto de dar a luz o es simplemente que hay mucho mar de fondo a causa de inminentes mareas electorales. Lo cierto es que España no siempre fue tal y como la padecemos hoy. Hubo un tiempo en que todo era apacible, campaban a sus anchas las vaquitas por inmensos prados verdes; los ríos desbordaban su abundancia sin temor a traspasar territorios; las cuencas no eran de nadie salvo del limpio retumbo del agua. Sigue leyendo

Un verano de bodas

Al llegar a casa he visto descender del cielo todas las estrellas de este verano 14.0

Un verano más, llamado a desaparecer hoy mismo con tanto frío y tanto jersey revoloteando por los armarios blancos. He visto descender las estrellas a la misma velocidad que la temperatura y luego he cambiado el color de las paredes. Del azul del mar he pasado al verde del jardín, al color mandarina de las tardes que anticipan el otoño con toda su magia de castañas y hadas

Boda marina

Boda marina

Confeti

Confeti

Un verano de bodas, de amor, luz, y mas amor, bodas blancas en Portugal y bodas de miel en Sicilia. Ha llovido amor nupcial por todas partes. Las cuatro esquinitas de mi verano de bodas…. del Atlántico al Mediterráneo pasando por el faro de mi pueblo, en un extremo de Extremadura. Más luz, más amor amaneciendo en los tejados rociados de besos y gatos solitarios que buscan a otros gatos solitarios.

Ha sido el verano del “SI QUIERO” ¿hasta cuando??? Tuttis giornis de la mía vita. Beatriz… Rosana más luminosas, más blancas que sus trajes blancos, más estrellas para el cielo de este verano que se las lleva todas, con sus cuatro lunas rojas, redondas, rotundas.

Y al llegar a casa, al deshacer las maletas, se han vertido sobre mis ojos los recuerdos de bodas: confeti confeti confeti blanco!!! Almendritas blancas fluyen por todas partes. Ellas esparcen por mi casa otoñal, minúsculas partículas del amor que perfumó aquella noche en Palermo… Un rumor de frutas me viene a la memoria, y de nuevo ese perfume intenso que te envuelve cuando alguien te cuida, te ronda, te ama sin tu saberlo… Alguien que no volverás a ver pero por un segundo te ha dado confeti, lunas, estrellas y más confeti!!!!

Y al terminar las bodas, la distancia, el viaje de los novios muy lejos. Y yo que vuelvo a casa a preparar mi artículo de los domingos, llena de amor, de una luz intensa que me hace ver el mundo mejor que ayer, llena de almendritas blancas, de recuerdos de mi VERANO DE BODAS.