Sartén de amores

Que no lo digo yo…. Lo dijo San Agustín al llegar a Cartago, una ciudad que disputaba a Alejandría el segundo lugar en todo el Imperio Romano. Textualmente dijo: ” Llegué a Cartago, y a mi alrededor chirriaba por doquier aquella sartén de amores depravados”. Fin de la cita.

Boda marina

Boda marina

Sigue leyendo

Anuncios