BESOS “MARIETA”

        BESOS DE COLORES

Te besé y no sabías a nada. Fue un beso finito, aterido de frío entre la comisura cristalina de tus labios rosados, al tacto como una manzana, tersos como una laguna glacial. Frío. Nada. Un beso de agua. Entonces fue cuando leí tu carta: Sigue leyendo

Anuncios