BESOS “MARIETA”

        BESOS DE COLORES

Te besé y no sabías a nada. Fue un beso finito, aterido de frío entre la comisura cristalina de tus labios rosados, al tacto como una manzana, tersos como una laguna glacial. Frío. Nada. Un beso de agua. Entonces fue cuando leí tu carta:

“Querida Marieta Radiante: Los besos no tienen color, así te empeñes en dibujar el mapa de nuestro amor. Los besos saben, pero no existen como materia tangible. Los besos son como el alma: los imaginas, los deseas, los diseñas, los esperas, los mandas por el aire, los detienes a mordiscos, los ensayas en la piel de la almohada y hasta los besas si te dejan. Querida Marieta, te devuelvo tus besos por imprecisos, por urgentes y emergentes. No puedo besarte cada día de un color, tal y como me pides. Adiós Marieta Radiante, busca un nuevo hogar para tus acuarelas.

Posdata: Si decides dejar unos de tus besos en casa, que sea el verde uva. Me supo a gloria. ¡Ah! el rubí por supuesto, ese es más mío que tuyo.”

 

No has entendido nada. Los besos no pertenecen a nadie, ni siquiera al que los piensa o fabrica.

 

Me llamo Marieta Radiante de Día y soy propietaria de la única fábrica de “Besos” del mundo. Quería dedicarme las 24 horas del día a la elaboración, venta y distribución de besos. 100% cálidos, extra-jugosos y minerales. Mis padres ya se dedicaban al reciclaje de besos antes de que yo naciera: los besos que no se daban, los que se perdían en aeropuertos, los besos húmedos abandonados en la barra de un bar; esos besos nada dulces que se quedan fríos junto al desayuno. Ya sabéis… besos que no llegan a sus labios de destino. Así que me puse manos a la obra.

 

La primera hornada de besos que salió de mi fábrica, se parecía mucho al color del trigo. Más tarde fueron adquiriendo la textura de la crema de leche de vaca, hasta que conseguí para mis besos el color de las almendras.

Al principio mis besos, al proyectar ese color tibio, como de lana de oveja,  no se entendían bien, nadie los compraba. Cada día, al cerrar la fábrica, los besos color hojaldre desbordaban las estanterías del almacén. Decidí entonces, convertirme en vendedora ambulante y visitar librerías, pastelerías y alguna licorería.

Cargada con mis besos algodonosos, recorrí la tierra desde el hemisferio boreal al austral. Y como en estos viajes no había día o noche sino puro resplandor, mis besos fueron atrapando todas y cada una de las diminutas partículas de aquella fluorescencia, haciendo desaparecer su apariencia cremosa de merengue tostado.

Descubrí un Mar llamado Rojo donde acudí para extraer matices de sal y copiar el dorado de sus dunas. Allí mis besos se volvieron del color amarillo ocaso, cara de luz y verano caliente. Besos girasol que sin la luz, se amustiaban. Más tarde viajé hasta la Bahía de Bengala, allí debió nacer el color, pues al llegar, los besos se alborotaron, hervían, como si reconocieran los labios en los que ir a posarse y morir.

 

En aquél lugar los besos flotaban y bañaban la piel, como si una estuviera perdida para siempre entre melisas, celindas y los sagrados valles de lirio. Me dejé llevar: de un beso color crema de menta, saltaba a un beso rosa húmedo. Éste se tornaba en coral y así hasta llegar al rojo oriente. Un color del que resulta difícil regresar intacto.

Mis besos de colores fueron a parar hasta los confines de la tierra. Los “besos-Marieta” vuelan hoy, por el mundo “radiantes”. La fábrica cerró sus puertas hace un año por falta de operarios. Apenas conservo los besos color verde uva.

Y de todos ellos… el beso largo, mi preferido, porque es el que se acerca a la eternidad.

 

((Yo tenía una cajita llena de besos que solía abrir cada otoño, cuando la raya del mar se dobla como un pañuelo de seda hasta el próximo verano.)))

 

FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s