La contracción del mar

La agitación de estos días crea un efecto “champagne” en mi interior. No sé si es que octubre está a punto de dar a luz o es simplemente que hay mucho mar de fondo a causa de inminentes mareas electorales. Lo cierto es que España no siempre fue tal y como la padecemos hoy. Hubo un tiempo en que todo era apacible, campaban a sus anchas las vaquitas por inmensos prados verdes; los ríos desbordaban su abundancia sin temor a traspasar territorios; las cuencas no eran de nadie salvo del limpio retumbo del agua. Sigue leyendo